Colombia: Cuando se acabe la guerra

vig2Cuando el camarada Manuel Marulanda Vélez nos prohibía tratar a los soldados y policías con calificativos denigrantes, nos enseñaba que ellos eran también hijos del pueblo, los dirigentes políticos y las leyes solo se aprovechaban de ellos, de su necesidad de trabajo, los enviaban al combate como forma de empleo y les pagaban una platíca para sostener a sus familias, pues los hijos de los ricos no van a la guerra.

Ahora la historia cambia, con este proceso de paz que por cierto ha sido difícil se impuso la lógica de la razón por encima del poder económico personal.

Grandes beneficios que le esperan a nuestra gente humilde y sencilla que ha llevado la pesada carga de las desigualdades y la violencia, caldo de cultivo para la guerra. Los señores que promovieron el NO a los acuerdos de La Habana en el plebiscito, mejor dicho los señores de la guerra se asustaron, primero porque no se esperaban ganar y segundo porque no tenían propuestas que sustentaran su campaña sino un discurso retrógrado lleno de odios y broncas. Estos señores le temen al tribunal de jurisdicción especial porque “el que tiene rabo de paja no se acerca a la candela”, ellos tienen que entender que la guerra es cosa del pasado, además el presupuesto no alcanza.

Con la implementación de los acuerdos se le acaba el tiempo a las desigualdades sociales y comienza la nueva historia de este país; para que la gente no se muera en las filas o puertas de los hospitales, ni los niños mueran de desnutrición, para que haya educación gratuita y de calidad, que la policía se eduque para prevenir y el ejército resguarde las fronteras en vez de ver en sus conciudadanos al enemigo interno, que se acabe el espíritu guerrerista por el contrario que se genere una política para aprovechar de manera responsable los recursos naturales de nuestra patria y ponerle fin a la pobreza.

El objetivo también es que se acaben los escépticos, incrédulos, sumisos y corruptos que son los que nos mantienen enfrentados entre hermanos de patria.

con la implementación de los acuerdos se acaba la guerra y comienza la construcción de un de un mejor futuro para nuestros hijos y las generaciones venideras. Se acaban las injusticias.

No más víctimas, no más desigualdades, no más odios, no más zozobras por perder el empleo o las casa por no pagar algun impuesto. Al contrario que vuelvan las batallas de sanas ideas, de almohadas o de maizena, que vuelvan las bombas de las fiestas infantiles, que hayan muertos pero de la risa y de la dicha.

Que viva el enfoque de género que no es otra cosa que el reconocimiento de derechos ganados a pulso por luchadores y luchadoras sociales y acabar con el complejo del machismo. Respetemos a las personas diferentes. Que viva por siempre la paz y que dure hasta el fin.
Paz en la tumba y en la memoria de todos los que cayeron en combate.

Viva la reconciliación.

Viva la Nueva Colombia.

Noviembre 2016
Por: Prisionero político de las FARC-EP
Chiquinquirá octubre 2016

Fuente: http://fundacionlazosdedignidad.org/cuando%20se%20acabe%20la%20guerra.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s